Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

NUESTRA AVENTURA EN FLORIDA

VIAJES

NUESTRA AVENTURA EN FLORIDA

Graciela Saldivia

Hace unos meses, cuando estábamos planeando nuestro primer viaje en auto hacia Florida, mi esposo me dijo que uno de sus amigos, que no era texano, le había dicho “No entiendo a los texanos… No sé porqué conducen todo un día para ir de un lugar tan caliente a otro aún más caliente. ¿Por qué no huir del calor e ir a un destino más fresco? ¿Colorado, por ejemplo?” y por un momento pensé que tenía razón. Después de todo, nosotros tenemos playas y ciudades bonitas que podemos visitar cerca de Houston. Ahora, después de haber hecho el viaje, tengo que decir que él está equivocado. Ahora entiendo COMPLETAMENTE por qué tantas personas lo hacen. El largo recorrido en auto es un precio impresionantemente pequeño a pagar por todo lo que recibes a cambio. Es posible que los ojos, extremidades y traseros (del largo viaje) queden adoloridos, pero los rostros están radiantes de felicidad y las complexiones un tanto más bronceadas… Es posible que los bolsillos queden un poco vacíos, pero el alma queda repleta. Todo valió la pena, y ahora mismo te vamos a contar todo sobre nuestro viaje.

Crédito de la imagen: www.30a.com

LO BUENO, LO MALO Y LO FEO, Y LAS LECCIONES APRENDIDAS EN EL CAMINO

LO BUENO

Tenemos tantas cosas buenas que decir de este viaje. La primera: La cantidad de dinero que ahorras. Solo con conducir en vez de volar hasta Florida, ahorramos cuatro vuelos de ida y vuelta (nuestro “bebé” más chiquito ya tiene dos años), y durante la temporada alta, cuestan alrededor de $400 a $500 por persona. Y esto es solo para empezar, ¡porque hay muchas maneras de hacer de estas unas vacaciones inolvidables sin dejar que estén al alcance de tu bolsillo!

La casa en la que nos quedamos fue uno de los factores que hiciera este viaje memorable. Nos hospedamos en el área de Santa Rosa Beach, ubicada en la ahora muy popular autopista 30A, un pequeño tramo litoral que comprende varias de las comunidades playeras más populares y pintorescas en Florida. La casa que alquilamos tiene áreas de cocina y de convivencia en interiores y exteriores, además decinco habitaciones. Más que suficiente aún para un grupo grande de 3 familias y 13 personas como el nuestro. Y por si esto fuera poco, la piscina de la comunidad está ubicada directamente al costado de la casa, y la playa está a tan solo una caminata de cinco minutos. No pudimos haber tenido mejor suerte. Si planeas hacer este viaje pronto, absolutamente recomendamos esta casa, que de hecho pertenece a una de mis queridas amigas.

A continuación, lo MEJOR de todo: La playa. Encontrarte con esta playa te hace reconocer por qué tantas personas conducen tantas horas para llegar a este lugar. La playa es así de fantástica. No nos malentiendas, nosotras somos las fanáticas número uno de Texas, pero realmente no encontrarás una playa que ni se parezca a esta en el estado donde vivimos. Sí, es cierto, al agua de esta playa no tiene el color azul de Hawaii o del Caribe, pero tiene bellísimos tonos de azul y verde (lo que apropiadamente le da el nombre de Costa Esmeralda). NADA mal. ¿Y la arena? ¡Lindísima arena blanca! Yo la disfruté en especial cuando mis chiquilines decidieron pasármela por todo el cuerpo para hacerme parecer a una momia. Para mí, fue un body scrub épico, además de gratis. Y si siempre has querido practicar paddle boarding, ¡esta es tu oportunidad! Las celebridades lo hacen ver tan fácil… Pues no lo es. Fuimos un desastre tambaleante la mayoría del tiempo que lo hicimos, pero eventualmente le agarramos el tino. Nos caímos un montón de veces, pero con cada caída reíamos a morir. Nos divertimos tanto pareciéndonos a Rihanna. Yeah, right!

IMG_0466.JPG
IMG_0493.JPG
IMG_0474.JPG
IMG_0491.JPG
IMG_0478.JPG
IMG_0475.JPG
IMG_0476.JPG
IMG_0488.JPG
IMG_0485.JPG
IMG_0496.JPG

¿Necesitas más pros? La comida. Y esto depende de tu presupuesto y preferencias. Si quieres mantener las cosas simples, puedes ir a los supermercados en el área para comprar tus productos. Nosotros compramos ahí todo lo que necesitábamos para los desayunos (huevos, tocino, panqueques, cereal, fruta, café y jugo) y almuerzos (¡sándwiches en la playa!), y un par de opciones para la cena. Para variar las cosas, hicimos un par de reservaciones para cenas en restaurantes bien recomendados, y luego tomábamos una caminata alrededor de Seaside Central Square, un complejo comercial que recientemente fue denominado como uno de los 12 espacios más bonitos en el mundo por Business Insider. ¡Hay algo para todos los gustos! Los adultos hacían shopping de prendas veraniegas con carácter occidental en Mercantile, o disfrutaban de deliciosa comida como hecha en casa y de un mojito refrescante en The Great Southern Cafe. Los pequeños saboreaban su helado de Heavenly Shortcakes & Ice Cream mientras veían Moana en el teatro al aire libre, o compraban souvenirs en Snappy Turtle. ¿Otra forma de conocer lugares? ¡Toma un paseo en bicicleta! Si alquilas una casa, es posible que las bicicletas estén incluidas en el alquiler, como fue nuestro caso. Tomamos un paseo en bici de siete millas hasta Rosemary Beach, y para recompensar nuestro ejercicio, disfrutamos de un helado con sabor a gloria en The Sugar Shak antes de nuestro regreso a casa.

IMG_0467.JPG
IMG_0468.JPG
IMG_0481.JPG

También planeamos que una noche sería una salida solo para adultos, y lo logramos (¡gracias abuelas!). Los clanes Saldivia y Rivas tuvimos un momento ameno muy necesitado y sin preocupaciones en Whiskey Bravo. Y para finalizar, antes de regresar a Houston, celebramos el cumpleaños de nuestra Elsa con un sabroso brunch frente al mar en Bud and Alley’s.

IMG_0473.JPG

LO MALO

Definitivamente, lo malo fue el tráfico. Pero puede ser evitado haciendo lo siguiente: Saliendo temprano. No. Más temprano. Nosotros salimos de Houston a las 5am, y deseábamos haber salido antes. Mi esposo recibió esta como la recomendación más grande, y pensamos que lo habíamos hecho. Pero, con dos chiquilines de cinco y dos años, debimos haber imaginado que iríamos a parar en el camino más de lo planeado. El detalle es que, es casi seguro que alrededor de las 12pm, el puente de la Bahía de Mobile, Alabama se congestiona por algún accidente, y si te encuentras en ese embotellamiento, puedes quedarte estancado por HORAS. Y nos pasó, pero afortunadamente, “solo” fue por una hora. Debido a esto, y a nuestras varias paradas, nuestro viaje de nueve horas se convirtió en uno de 11. Qué le vamos a hacer… Por lo menos los chiquilines se portaron bien :)

LO FEO

Los chiquilines se enfermaron :( Les dio una especie de virus de 24 horas, así que afortunadamente no sufrieron por largo tiempo, pero mientras ocurrió, la pasaron mal. Todo niño es diferente. Mi chicuelo de cinco años es más como un niño promedio cuya fiebre le baja después de una dosis de Advil para niños, así que eso no fue mucho problema, pero las fiebres de mi baby de dos años son de esas que no solo suben rápidas y furiosas, sino que también son muy tercas, así que no fue la primera vez que he tenido que alternar entre ibuprofeno (Advil) y acetaminofén (Tylenol) para mantenerlas bajo control. Si tienes niños pequeños, recomendamos que traigas un kit de primeros auxilios con estas medicinas. Y por supuesto, un termómetro, ya que si la fiebre sube por arriba del límite para su edad, tendrían que ser llevado a una sala de emergencias. Pero una vez más, viendo las cosas por el “lado amable”, ellos se recuperaron y volvieron a sus locuras cotidianas en cuestión de dos días :)

CONCLUSION

Nos encantó. Aún cuando una vez me hayan dicho que, por lo menos hasta que los hijos sean un poco mayores, estas vacaciones en familia no son “vacaciones”, sino que son “viajes en familia”, porque siempre estás trabajando muy duro en mantener a tus hijos sanos y salvos. Y que por lo menos por algunos años, esos baños de sol en paz con los que tanto sueñas tendrán que esperar. Igual, todo vale la pena. Solo ver esas sonrisas en los rostros de tus hijos mientras construyen castillos de arena o “luchan” contra las olas con su papá hace que el corazón te salte de emoción. Ok, mejor paro antes de ponerme a llorar. Ja.

IMG_0501.JPG

EN RESUMEN

Dónde nos quedamos:

https://www.vrbo.com/848574

Qué hicimos (¡Además de la playa y la piscina!):

Bike rides: Included with the house rental.

Paddle Boarding: Butterfly Bike and Kayak - http://www.mybikerental.net/

Dónde comimos:

Brunch:

Bud and Alley’s - https://www.budandalleys.com/

Cena y bebidas:

The Great Southern Cafe - http://thegreatsoutherncafe.com/

Cafe Thirty-A - http://cafethirtya.com/

723 Whiskey Bravo – http://www.723whiskeybravo.com/

Postres:

Heavenly Shortcakes & Ice Cream - http://www.sweetwilliamsltd.com/heavenly.asp

The Sugar Shak - https://30a.com/locations/sugar-shak/

Dónde hicimos compras/recuerdos:

Mercantile - https://www.shopmerc.com/

Snappy Turtle - http://www.snappy-turtle.com/